Según Vicente Simón “…desde hace muchos años me habían interesado las filosofías orientales, especialmente el taoísmo. Y leyendo textos de filosofía oriental, se fue despertando mi interés por la práctica de la meditación. Así fue como hace ya más de diez años (me sería difícil precisar cuándo exactamente), comencé a meditar. Mis primeras experiencias fueron practicando Zen, aunque después lo hice en el marco de otros tipos de budismo. Siempre he buscado lo que había en común en todas estas aproximaciones al descubrimiento de uno mismo y de la propia conciencia. Dada mi profesión, era lógico que tratara de relacionar estas experiencias internas con mis conocimientos sobre el cerebro y también con las aplicaciones clínicas que la práctica de mindfulness posee. Y la verdad es que tanto el estudio de la neurobiología cerebral como el de la aplicación clínica de mindfulness, se encuentran ahora en un periodo de crecimiento explosivo. Estamos asistiendo a un incremento exponencial del interés por estos temas, yo creo que porque la humanidad intuye, de alguna manera, que está en riesgo real de autodestruirse y busca la orientación y el alivio de lo que se ha llamado desde siempre la ‘sabiduría perenne’…”

1. Introducción 2. Meditación del Ahora 3. Meditación de la respiración 4. Meditación del cuerpo 5. Meditación de las emociones 6. Compasión: Tonglen para uno mismo 7. Compasión: Metta hacia uno mismo 8. Meditación de la mente que piensa