Me gustaría aportar alguna idea  que tiene que ver con la relación directa que hay entre optimismo y salud.

A mí me gusta hablar más de pensamiento positivo que utilizar la palabra optimismo. Y me explico. Optimista es aquella persona que está convencida que todo va a salir bien. Una persona positiva es aquella que está buscando lo mejor de lo que hay. Es decir, lo que hace es ante una situación difícil es sacar los aspectos favorables, se centra en poner toda la atención, todo el foco, en la solución y en la oportunidad; la persona que toma el punto de vista negativo se regodea, pone toda la atención en el problema y no puede encontrar una solución aunque la tenga delante de sus narices.

Entonces hablaría, como he dicho, más de pensamiento positivo, que de optimismo, y lo relacionaría, que es la idea que quiero compartir con vosotros,  con la salud física.

Hoy se sabe, de una manera científica, que un pensamiento positivo es capaz de fortalecer nuestro sistema inmunitario. Se sabe que una persona cuando empieza a darle vueltas y vueltas a un pensamiento negativo (esto no va a salir, esto es muy difícil), es decir conversaciones negativas con uno mismo mantenidas en el tiempo…, empiezan a ocurrir cambios en el cerebro (se ha estudiado con resonancias funcionales magnéticas y neuroimágenes), y esos cambios en el cerebro producen alteraciones en el resto del cuerpo, empieza a cambiar la química de la sangre, etc. pudiendo terminar en una enfermedad. Es decir, la activación mantenida en el tiempo por haberme quedado anclado en un estado de ánimo negativo, hace por ejemplo, un ejemplo que todos conocemos, que el tubo digestivo funcione mal (el famoso colon irritable).

Os adjunto un video de una entrevista que hicieron al Dr. Mario Alonso Puig, médico cirujano, y socio de la Harvard Medical School y unos de los españoles más demandados por empresas y administraciones para impartir conferencias y seminarios sobre optimismo, liderazgo y creatividad. Dura unos 30 minutos y va sobre esto que hemos hablado de la pasión y el optimismo y su relación directa con la salud explicada de una manera científica, pero a la vez amena y muy entendible. De verdad, os lo recomiendo. Os va a gustar.

Y ya para terminar, el video empieza con el presentador diciéndole al entrevistado:

–          Hoy es lunes y son las 9:00 de la mañana, un pesimista diría vaya desastre!! ¿Y usted qué dice? Le pregunta al entrevistado, a Mario Alonso.

–          Bueno, yo diría vamos a ver las opciones que tenemos para que el día de hoy, lunes, sea lo más extraordinario posible.